Bengoetxea reina en La Blanca superando de nuevo a Irribarria (22-20)

Partido ajustado entre los dos últimos pelotaris en colocarse la txapela de campeón en el Manomanista
Bengoetxea Irribarria La Blanca
Foto: @club_pelota_21

Oinatz Bengoetxea, actual campeón, no cedió en la revancha del Manomanista ante Iker Irribarria y se llevó el duelo por un ajustado 22-20 en el que los dos participantes tuvieron alternativas para obtener el triunfo.

Como es habitual, el torneo de la Virgen Blanca de Vitoria acogió la revancha de la final Manomanista del curso que en esta ocasión enfrentó a Oinatz Bengoetxea y a Iker Irribarria, quienes se midieron en el mes de mayo con un 18-22 para el navarro.

Después de varios años, el vigente poseedor del título no concedió ventaja en el saque a su rival, tal y como había sucedido en encuentros anteriores disputados en el Ogueta.

Aunque al campeón le costó entrar en el encuentro, lideró el partido posteriormente, hasta que un parcial de 0-6 para Iker Irribarria equilibro una balanza que cayó del lado de Bengoetxea en un final que estuvo marcado por una pelota que llevó a la chapa el gipuzkoano con un empate a 20.

Aunque a Irribarria se le vio más suelto en la primera parte del encuentro, cometió dos errores prácticamente consecutivos que metieron al de Leitza en el partido y éste comenzó a encontrarse cómodo hasta llegar al primer empate, 6-6.

El de Arama reaccionó tras recibir 5 puntos consecutivos, pero Bengoetxea se mantuvo firme y con su sotamano consiguió controlar el resultado para ponerse por delante por primer vez, 9-7.

Los dos pelotaris, últimos en colocarse la “txapela” de campeón en el Manomanista, fueron de menos a más y con golpes como el de Irribarria, quien emuló a un puntista al subir por la pared para restar un saque de Bengoetxea, atisbaban un final de calidad.

A partir de ahí, el guipuzcoano consiguió darle la vuelta al marcador con un parcial de 0-6 (16-19), lo que le hizo recuperar el mando del choque que no tenía desde el 6-7.

El navarro se repuso del sorpaso del guipuzcoano con dos atractivos ganchos que le permitieron volver a igualar el partido por quinta ocasión hasta el momento y recuperar la iniciativa, 20-19.

Uno de los mejores tantos llegó en la recta final, con un Irribarria que se defendió ante los ganchos de Bengoetxea y con su zancada pudo recoger las pelotas del navarro para terminar con una buena dejada al “txoko”, precedida de un gran “dosparedes”.

Con un Ogueta entregado al brillante final del encuentro que ofrecieron ambos pelotaris, Bengoetxea fue el más entonado al final, por lo que se llevó el choque tras cruzar la pelota desde el cuatro y dejarla caer junto al parqué para poner el 22-20 definitivo.

Desarrollo del marcador: 0-2, 1-2, 1-5, 2-5, 2-6, 6-6, 6-7, 9-7, 9-9, 12-9, 12-10, 13-10, 13-11, 14-11, 14-13, 16-13, 16-19, 20-19, 20-20, 22-20.

Secciones
#OrainPelota#OrainPortada

Relacionado con