Iñigo Cervantes, atacado por el público del Challenger de Sevilla: “Escuchar puto etarra de mierda jugando en tu país solo puede pasar en España”

El tenista de Hondarribia vivió un calvario en plena final del torneo recibiendo insultos inaceptables de parte de los asistentes
iñigo cervantes copa sevilla
Foto: @CopaSevilla2017

Iñigo Cervantes se quedó a las puertad del título en el Challenger de Sevilla cayendo ante el canadiense Auger-Aliassime (6-7, 6-3, 6-3), aunque el tenista vasco sube 31 puestos en el ranking ATP tras una temporada muy complicada por las lesiones y diferentes cambios en su equipo de trabajo.

Sin embargo, el número 215 de la ATP no es noticia por su derrota en la final del Challenger de Sevilla, sino por un comportamiento inaceptable de parte del público que propinó insultos hacia el de Hondarribia como “puto etarra de mierda”.

El público que increpó al gipuzkoano volvió a manchar el tenis como deporte bien por la mala educación mostrada o amén de la controversia que se vive en este deporte en torno a las apuestas deportivas, que ha llevado a darse situaciones como la vivida en Sevilla en varias ocasiones.

“Decepcionado. Es muy duro y triste estar jugando una final de Challenger en tu país, estar muy cerca de ganar el torneo y sentir que la mayoría de gente empieza a apoyar al rival. Ha sido duro aceptar eso y me ha afectado mucho. ¡No lo puedo entender!! En fin, no queda otra que seguir”, espetaba Cervantes en su cuenta de Twitter.

Mientras, desde el torneo se salió al paso de lo ocurrido de manera oficial con un mensaje de apoyo al tenista de Hondarribia: “Sentimos muchísimo que te hayas sentido así, Iñigo. Nos sentimos muy afortunados de tenerte cada año en Sevilla y este no ha sido distinto”.

Minutos más tarde, Iñigo Cervantes prosiguió con su enfado después de que algunas personas replicaran que su actitud fuera una mera excusa por el resultado del encuentro. “Lo que ha pasado hoy sólo puede pasar en España. Es triste pero es así”, resumía Cervantes.

“Juego para mí y la gente que me quiere, pero tener que escuchar palabras como ‘puto etarra de mierda’ jugando en tu país es triste y lamentable. Supongo que habría gente por el tema apuestas, pero eso se debería controlar a quien dejan entrar”, explicó.

Triste episodio para un tenista que intenta dar lo mejor de sí, y una piedra más en el camino de Iñigo esta temporada, que está siendo muy complicada para él tanto en ranking como en la manera de enfocar su preparación por los cambios experimentados en su equipo.

Secciones
#OrainMásDeporte#OrainPortada

Relacionado con