Las 10 razones de la crisis del Athletic de Ziganda

Los rojiblancos no terminan de arrancar en la presente temporada en La Liga
athletic crisis ziganda
Foto: @AthleticClub

El Athletic de José Ángel ‘Kuko’ Ziganda no termina de arrancar en la competición doméstica. Los rojiblancos encajaron ayer en Vigo su tercera derrota consecutiva en La Liga (Leganés, FC Barcelona y Celta de Vigo) y no dan señales de mejora, especialmente lejos de San Mamés.

El rendimiento de los bilbaínos en las últimas jornadas no ha sido el acorde a un conjunto que se encuentra en plena disputa europea, y la reacción por parte de la plantilla y el entrenador navarro no termina de llegar situándose el Athletic en la decimoquinta posición de la clasificación

Estas son 10 razones de la actual crisis por las que atraviesa el Athletic de Ziganda:

1. Sin un once ‘tipo’

‘Kuko’ Ziganda ha variado sus alineaciones desde que arrancara la competición europea en el mes de julio. En Liga, los cambios han sido constantes, en parte por la compatibilidad de la UEFA Europa League, pero sin que el equipo rojiblanco muestre señas de identidad ni ser un equipo reconocible en diferentes demarcaciones.

2. Ausencia de fichajes

La última gran incorporación del Athletic fue la de Raúl García en 2015 y, desde entonces, la junta directiva del Athletic no ha podido reforzar el equipo con garantías a pesar de que en el camino hayan surgido los nombres de futbolistas internacionales como Nacho Monreal, César Azpilicueta, Asier Illarramendi, Mikel Oyarzabal o Mikel Merino. El único fichaje, Ander Capa, no se vestirá de rojiblanco hasta la temporada 2018-19.

3. Exiguo papel de los mediocentros

A la desvelada noticia sobre Beñat, que hoy es operado en Alemania de su pubalgia, que causará baja varias semanas, el nivel mostrado por su compañeros de posición dista mucho de lo que pueden dar de si jugadores como Ander Iturraspe, Mikel San José, el ‘cachorro’ Mikel Vesga o Mikel Rico, lastrado por las lesiones. Hasta la fecha, ninguno de ellos ha sido capaz de ejercer el control en el medio campo que demanda el bloque de Ziganda.

4. Las lesiones

Siendo la más importante y duradera la rotura del ligamento cruzado que sufrió Iker Muniain, las bajas con las que cuenta Ziganda desde que tomó las riendas del Athletic son innumerables. Por la enfermería ha pasado o se encuentran jugadores como De Marcos, Beñat, Iturraspe, Yeray, Mikel Rico, Balenziaga al que se suma el ya mencionado Muniain.

5. Iker Muniain

Principal referente del equipo en la temporada hasta que llegara su lesión, su capacidad para el regate y el desborde es algo que Ziganda y los suyos echan de menos en demasía. Descontando la verticalidad del joven Córdoba cuyo atrevimiento es inapelable, el nivel de Iker Muniain era el mejor de su carrera y los galones que demostraba en el terreno de juego quedaban fuera de toda duda. Una baja que daña a los rojiblancos profundamente.

6. Los partidos lejos de San Mamés 

Lo que fue una pesadilla para el Athletic la temporada pasada con Ernesto Valverde, jugar fuera de San Mamés, se ha convertido ya en monotonía haciéndose extensible a la etapa del ‘Kuko’ Ziganda. Cualquier rival, ya sea el Formentera o el enrachado Valencia, se frota las manos cuando en el calendario ve que su próximo visitante es el Athletic.

7. Juventud en la plantilla

La imposibilidad aparentemente de realizar fichajes por el Athletic ha propiciado el ascenso al primer equipo de hombres como Unai Núñez, Mikel Vesga, Ager Aketxe, Kepa e Iñigo Córdoba, que se suman a la juventud de jugadores como Lekue, Sabin Merino o Saborit, entre otros. Esta falta de experiencia, también es palpable en el actual Athletic donde se producen errores continuos en determinadas fases del juego achacables a esa temprana edad de algunos de sus jugadores.

8. Exigente calendario

El Athletic fue el primer equipo en comenzar a competir y la disputa de tres competiciones pesan en las piernas de cualquier futbolista, más si cabe en un fútbol tan físico como el actual. La convivencia de la UEFA Europa League con La Liga, no ha ayudado tampoco a un bloque joven como el el que cuenta en sus manos Ziganda.

9. Rotaciones sin efecto

El Athletic ha variado la comparecencia de sus jugadores en todas las posiciones por obra de Ziganda, cuya filosofía es mantener a todo el equipo ‘fresco’. Esto tampoco está teniendo el efecto que se esperaba en el Athletic, cuyo entrenador no encuentra una política de rotaciones eficiente a la que aplicar a la plantilla.

10. La ‘derrota’ en Málaga y su peaje mental

Y por si estas nueve razones fueran pocas, el empate sufrido en Málaga por el Athletic marcó un antes y un después en los números ligueros del Athletic. Después de sumar 7 puntos al inicio, las derrotas ante Las Palmas y Atlético de Madrid dieron paso a una victoria momentánea por 1-3 y con un hombre más que se fue al traste en los últimos diez minutos de partido, ante un rival que estaba desahuciado.

Secciones
#OrainAthletic#OrainFútbol#OrainPortadaAthletic

Relacionado con