Txikon abandona su intento de subir al Everest sin oxígeno y en invierno

Las condiciones meteorológicas impiden la gesta del lemoarra...
IMG_20180227_190808.jpg

El montañero lemoarra Alex Txikon abandonará mañana el campo base del Everest (8.848 metros), tras haber renunciado a intentar de nuevo la cumbre por terminar su permiso y los malos pronósticos meteorológicos, ha informado hoy su equipo de apoyo.

Txikon suspendió su ataque a la cima el pasado sábado, a unos 7.850 metros, cuando subía del campo 3 al 4, tras un cambio brusco en las condiciones meteorológicas. Su reto era alcanzar la cima más alta del planeta en invierno y sin ayuda de oxígeno artificial. Es el segundo año consecutivo que lo intenta.

“La verdad es que no son momentos fáciles, mi mayor ilusión era pasar de ese campo 4 (a 8.000 metros) hacia cima, pero la montaña es la que decide, y era imposible avanzar con esas condiciones (de viento). Al fin y al cabo, lo más importante es que todo el equipo vuelva sano y salvo para poder seguir soñando y disfrutando en la montaña”, ha comentado el alpinista.

Los motivos de la renuncia son varios: primero, que a Txikon se le acaba el permiso para alcanzar la cumbre hoy 28 de febrero. Prorrogarlo costaría unos 20.000 euros.

El segundo, el mal tiempo: “Todo indica que la previsión meteorológica no será favorable hasta mediados de marzo”, ha explicado el alpinista, por lo que tampoco tiene sentido pagar más para prorrogar el permiso. Al menos hasta el día 14 no se prevé una posible ventana de buen tiempo.

Además, el sherpa Temba y el pakistaní Ali Sadpara, compañeros de expedición, ya han regresado a Kathmandu porque no estaban en condiciones de continuar.

Para los otros cinco sherpas que le acompañan marzo supone ya unas fechas difíciles, ya que deben descansar unas semanas antes de trabajar en la temporada de primavera, su principal fuente de ingresos.

Por todo ello, Txikon ha renunciado, se ha dedicado hoy a recoger el campo base y mañana comenzará el descenso a la capital de Nepal.

Txikon ha tenido unas palabras especiales para Sadpara, que estuvo vomitando en la ascensión al campo 4, con el que hace dos años consiguió la primera invernal del Nanga Parbat.

“El destino ha querido que hoy Ali Sadpara y yo estemos juntos. Esta vez, el invierno no nos ha brindado la oportunidad, pero seguro que un futuro ilusionante nos vuelve a unir en una nueva aventura”, ha señalado.

“El resto nos encontramos muy fuertes, y desde aquí querría valorar también el gran trabajo de Cheppal, Nuri, Pasang, Wallung y Geljen durante toda la expedición, increíble”.

Este año, Txikon ha llegado a equipar hasta los 7.850 metros cerca del campo 4 del Everest. Es menos de lo que consiguió en el intento del año pasado, cuando subió tres veces al collado sur, el campo 4, a ocho mil metros.

En cambio, este año, para aclimatar, ascendió al cercano Pumori, en la que es la segunda subida invernal de la historia a este pico de 7.100 metros.

Secciones
#OrainMásDeporte#OrainPortada

Relacionado con